Queridas familias,

Queremos compartir con vosotros algunas recomendaciones que pueden serviros para organizar estos días en casa con los niños:

  • Convierte las contrariedades en oportunidades: es un esfuerzo adaptarse a una situación novedosa, afrontarlo desde un lado positivo reduce el estrés y mejora el clima familiar. Es una circunstancia que no hemos elegido. Sin embargo, ofrece oportunidades. Busca y verbaliza pensamientos positivos. ¿Qué nos ofrece este tiempo? Lo más importante es la actitud con la que se afrontan las dificultades, no la ausencia de ellas.
  • Cree en tu hijo/a, sus posibilidades y sus capacidades. Es más autónomo de lo que creemos y es capaz de regularse si establecemos normas claras desde el principio.
  • Explícale que este tiempo en casa es especial, que no viene al cole pero tampoco está de vacaciones, y planificad juntos la semana.
  • Organizad un horario que integre rutinas y tiempos de trabajo y de descanso.
  • Ubicad las diferentes actividades en los espacios que tengáis disponibles. La zona de trabajo, la zona de juego, y la zona de los adultos (sobre todo los que trabajáis desde casa estos días).
  • Planificad también momentos de juego más dirigido, estableciendo tiempos, turnos de recoger, objetivos del juego…
  • Compaginad juegos en familia con juegos individuales. El tiempo de juego individual es autónomo, no necesita de supervisión, y deja espacio para autorregularse. Los juegos de mesa como la oca, el dominó, el memory, las cartas… ofrecen una oportunidad muy buena para aprender números, contar, establecer estrategias…
  • Utilizad los momentos de cuidado de la casa y rutinas para buscar su colaboración. Cocinar, meter la colada, contar las prendas, realizar la lista de la compra…este tipo de «protagonismo» evita que los niños busquen llamar la atención con conductas que queremos evitar (rabietas, interrumpir mientras se trabaja, nerviosismo…) Un niño que se siente responsable, se siente seguro.
  • Planificad el tiempo dedicado a la televisión y las pantallas digitales. Estableced el objetivo y reforzad la norma.
  • Cread momentos de calma, con poca luz, música relajante, voz baja o e incluso momentos de silencio.
  • Si tenéis opción de jugar al aire libre en el jardín, aprovechad el exterior para hacer juegos más distendidos; correr, recoger hojas del jardín… Evitad ir al parque y juntarse con más gente.

Además, aquí os dejamos algunas sugerencias para disfrutar en familia del tiempo en casa.