Este sitio web utiliza Cookies Propias y de Terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando consideramos que acepta la instalación de las mismas. Asimismo tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Aceptar    Más información

Noticias Colegio Ceu Murcia  

USO RESPONSABLE DE LAS REDES SOCIALES

dic 11

Escrito por:
11/12/2017  RssIcon

Gracias a la Red, podemos comunicarnos por correo electrónico, conseguir cantidades ingentes de información, aprender, promocionar nuestra imagen profesional para encontrar o cambiar de empleo… También nos permite conectar con amigos, sobre todo en las populares redes sociales (RRSS). Todo ello gracias a las redes de telecomunicaciones, hoy día también inalámbricas, como la red wifi.

La seguridad de nuestros alumnos es lo primero

 

Para el Colegio, la seguridad de nuestros alumnos es muy importante, tanto en el mundo real como en el mundo virtual. Entre todos tenemos que evitar que se puedan producir situaciones de riesgo y actuar en la prevención, mediante la protección, la seguridad y un uso responsable de Internet, sobre todo de las hoy tan populares redes sociales (RRSS).


En España, nos encantan las RRSS y ningún país de la Unión Europea tiene una tasa de penetración de los teléfonos inteligentes más alta, prestad atención: no les deis a vuestros hijos teléfonos con mucha más potencia de la que necesitan. Las instituciones educativas, los progenitores y la sociedad en general debemos fomentar las buenas prácticas en Internet. Todos sabemos de la ingenuidad de los niños, de ahí que sea preciso acompañarlos cuando dan sus primeros pasos en este nuevo universo, el digital, conformado por Internet —con sus webs, blogs y RRSS—, sin olvidar controlar el uso que hace de las herramientas que les permiten llegar a ese mundo: ordenadores y dispositivos móviles (portátiles, tablets y smartphones, principalmente).

 

Algunas recomendaciones de la Policía:


Correo electrónico y contraseñas bajo control

Tener una cuenta de correo electrónico o email es indispensable para enviar información con la mayor seguridad punto a punto, pero también para crear un perfil en cualquier red social. Al crear con un menor de edad su primer email, y la contraseña, vigilad no dar pistas que puedan entrever su edad. Además, las contraseñas no se deben apuntar en el móvil, mejor escribirlas en una libreta guardada en casa, en un lugar que sepan los padres.


Es muy importante que ellos conozcan esas contraseñas, pero también lo es decirles a los niños que nunca las compartan con otros niños o jóvenes, por muy amigos que sean. Tener conocimiento de las contraseñas es esencial. Si ocurriera algún suceso grave sería preciso solicitar una autorización judicial para indagar en el móvil del menor, lo que implicaría una lamentable pérdida de tiempo, por ejemplo, en el caso de que el niño desaparezca.


Redes Sociales

Una red social es una “plataforma digital de comunicación global que pone en contacto a gran número de usuarios”, tal y como la define la RAE. Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Snapchat… el número de RRSS no deja de crecer. Con más o menos éxito, consiguen establecerse en nuestros ordenadores y dispositivos móviles, sobre todo en los smartphones, tablets… Y si los adultos debemos vigilar a quién aceptamos como amigos en esas redes sociales y qué compartimos en ellas, estas precauciones son esenciales cuando hablamos de menores de edad.

Los niños crean sus perfiles en ellas, agregan amigos y empiezan a compartir todo tipo de información personal, incluso fotografías y vídeos, sin saber que esa información puede quedar expuesta, aún cuando ellos piensen que han cerrado el acceso al resto de usuarios. Existen programas para el control parental, pero los niños son hábiles con la tecnología, siempre podrán acceder a contenido peligroso.


En referencia a las situaciones de acoso en las RRSS, a partir de los 14 años, tienen responsabilidad penal. Y deben saberlo, como deben saber los padres que comparten su responsabilidad cuando son menores de esa edad.


Lo primero, dar ejemplo

Los padres debemos dar ejemplo en el uso responsable de las redes sociales, sin olvidar marcar unas pautas de uso e incluso poner ciertas normas y límites. Tus hijos no deberían participar en ninguna red social si son menores de 14 años, recomienda la Policía. Cuando ya puedan hacerlo, tendrían que utilizar un alias en lugar de su nombre real y, sobre todo, ajustar la configuración de privacidad.


Los menores deben saber que en Internet, como en la vida real, hay que respetar unas normas y formas de comportarse. Ser educados y respetuosos es también esencial en el mundo virtual. No olvidéis que en Internet todos vamos dejando una huella digital. Establecer con tus hijos una relación de confianza será clave para que te cuenten qué cuentan y qué les cuentan otros amigos en las redes sociales, sólo así podrás ayudarlos a resolver sus dudas, inquietudes, etc. Tus consejos serán su guía: sólo deben agregar en las RRSS a familiares y amigos, a personas de su entorno y bien conocidas por ellos. No hay que dejarles admitir a toda persona que les pida amistad. En las redes sociales también se crean perfiles falsos, avísaselo.


Hay que procurar no subir toda tu vida en Internet, tampoco la de los menores. Vigilad qué datos facilitan ellos en las RRSS: nombres y apellidos; domicilios; aficiones y gustos; números de teléfono; fiestas y reuniones con amigos; coches y motos que se han adquirido; fechas de vacaciones… También es importante controlar que imágenes propias y de amigos difunden. El niño o la niña debe pedir permiso a sus padres antes de subir una foto. Quizá esa foto, dentro de 20 años, le pueda perjudicar. Poco a poco, compartiendo, todos vamos creando nuestra marca personal que algún día se convertirá en profesional. Y tened en cuenta que una foto pixelada no garantiza nada, hay programas que permiten verla. Al subir una foto, se aloja en un servidor (en la nube o cloud) donde, por orden judicial, permanece durante 20 años, aunque se borre de una red social. En definitiva, perdemos el control de todo lo que se publica en las RRSS. Tenemos que hacer ver a nuestros hijos que todo lo que comparte va creando una huella digital indeleble.


Wifi

Por seguridad, se recomienda cambiar el nombre de usuario y contraseña que nos facilitan las compañías proveedoras del router, además de rastrear de vez en cuando si hay alguien más conectado a nuestra red. Fuera del hogar, mucho ojo con las redes wifi gratuitas. Desde ellas, cualquiera puede acceder a nuestros dispositivos, coger datos, fotos… Aunque sólo nos hayamos conectado para usar Whatsapp, un conocedor de estas tecnologías nos podría robar datos o introducir en el dispositivo fotos… que nos podrían causar un gran perjuicio. Podremos utilizar, con precaución, redes abiertas, pero no realizar operaciones delicadas, como transacciones bancarias.


En resumen, en el mundo digital debemos evitar todo aquello que nos ponga en una situación vulnerable. Si no le entregarías las llaves de tu casa a alguien que acabas de conocer en la calle, no compartas tus cosas en Internet ni confíes en que todo está protegido porque has activado todas las pautas para asegurar tu privacidad y seguridad. Hay expertos hackers y ciberdelincuentes capaces de averiguarlo todo, y trabajan por horas para las empresas, que analizan en las redes si un candidato es propicio para ocupar un puesto de trabajo, incluso antes de entrevistarlo.

 


Tags:
Categories:
   
Buscador  
   
Histórico Noticias  
Archivo
<junio de 2018>
lunmarmiéjueviesábdom
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829301
2345678
Mensual
junio de 2018 (17)
mayo de 2018 (37)
abril de 2018 (12)
marzo de 2018 (25)
febrero de 2018 (32)
enero de 2018 (21)
diciembre de 2017 (7)
noviembre de 2017 (27)
octubre de 2017 (25)
septiembre de 2017 (9)
julio de 2017 (9)
junio de 2017 (22)
mayo de 2017 (30)
abril de 2017 (17)
marzo de 2017 (26)
febrero de 2017 (26)
enero de 2017 (15)
diciembre de 2016 (12)
noviembre de 2016 (17)
octubre de 2016 (17)
septiembre de 2016 (1)
agosto de 2016 (1)
junio de 2016 (43)
mayo de 2016 (32)
abril de 2016 (20)
marzo de 2016 (17)
febrero de 2016 (20)
enero de 2016 (10)
diciembre de 2015 (5)
noviembre de 2015 (15)
octubre de 2015 (5)
septiembre de 2015 (3)
julio de 2015 (3)
junio de 2015 (17)
mayo de 2015 (13)
abril de 2015 (12)
marzo de 2015 (17)
febrero de 2015 (20)
enero de 2015 (16)
diciembre de 2014 (16)
noviembre de 2014 (19)
octubre de 2014 (11)
septiembre de 2014 (7)
agosto de 2014 (1)
julio de 2014 (8)
junio de 2014 (23)
mayo de 2014 (23)
abril de 2014 (28)
marzo de 2014 (33)
febrero de 2014 (20)
enero de 2014 (18)
diciembre de 2013 (14)
noviembre de 2013 (19)
octubre de 2013 (15)
septiembre de 2013 (6)
julio de 2013 (4)
junio de 2013 (17)
mayo de 2013 (23)
abril de 2013 (13)
marzo de 2013 (10)
febrero de 2013 (7)
enero de 2013 (4)
diciembre de 2012 (9)
noviembre de 2012 (9)
octubre de 2012 (2)
septiembre de 2012 (3)
junio de 2012 (8)
mayo de 2012 (14)
abril de 2012 (8)
marzo de 2012 (7)
febrero de 2012 (8)
enero de 2012 (11)
diciembre de 2011 (6)
noviembre de 2011 (4)
octubre de 2011 (2)
septiembre de 2011 (1)
julio de 2011 (4)
junio de 2011 (3)
mayo de 2011 (4)
abril de 2011 (1)
marzo de 2011 (4)
febrero de 2011 (4)
enero de 2011 (6)
diciembre de 2010 (4)
noviembre de 2010 (5)
octubre de 2010 (3)
septiembre de 2010 (7)
mayo de 2010 (4)
marzo de 2010 (17)

Go
   
Aviso legal | Política de cookies | Fundación Universitaria San Pablo CEU - entidad inscrita en el Registro de Fundaciones con el nº 60 / CIF (G-28423275) | Todos los derechos reservados | Admin
C/Tutor, 35 - 28008 Madrid, España. Telf: +34 91 456 63 00 - Email: webmaster@ceu.es